Resguardo de Derechos

Orientaciones claves del Reglamento Interno

El Reglamento Interno es un instrumento de gestión, que fija las normas de funcionamiento e informa sobre los procedimientos del establecimiento, y regula las relaciones entre los miembros de la comunidad educativa. Debe ser coherente con el Proyecto Educativo Institucional, integrando los principios y valores del establecimiento educacional que representa.

Contar con un Reglamento Interno permite a los integrantes de la comunidad educativa tener claridad sobre las normas de funcionamiento y la conducta que se espera de ellos.  Este instrumento debe ser informado y conocido por todos, para fomentar el compromiso y la responsabilidad con los acuerdos señalados.

La normativa educacional establece que, para obtener y mantener el Reconocimiento Oficial del Estado, todos los establecimientos educacionales, cualquiera sea su dependencia (subvencionado o particular pagado), debe contar con un Reglamento Interno.

La Superintendencia de Educación fiscaliza la existencia y la adecuada aplicación de este instrumento en los establecimientos, con la finalidad de resguardar que los procedimientos se realicen de acuerdo a las definiciones señaladas, garantizando los derechos y responsabilidades de los distintos integrantes de la comunidad educativa.

Según la normativa educacional el Reglamento Interno debe respetar los siguientes principios:

♦ Interés Superior del Niño ♦ No discriminación arbitraria
♦ Dignidad del ser humano ♦ Participación
♦ Principio de interculturalidad ♦ Legalidad, justo y racional procedimiento
♦ Proporcionalidad y gradualidad ♦ Libre asociación

Con la finalidad de resguardar a la comunidad educativa, este instrumento debe contener la siguiente información:

  • Derechos y deberes de la comunidad.
  • Normas de convivencia escolar, medidas disciplinarias formativas, faltas y procedimientos.
  • Normas de funcionamiento como proceso de admisión, uso de uniformes, horarios, entre otros.
  • Plan Integral de Seguridad Escolar.

Protocolos de:

  • Apoyo a estudiantes madres y embarazadas.
  • Protocolo frente a hechos de connotación sexual y/o agresiones sexuales.
  • Protocolo de accidentes escolares.
  • Protocolo de actuación frente a situaciones de acoso o violencia escolar.

Debe contener:

  • Políticas de prevención, protocolos de actuación, y medidas pedagógicas frente a situaciones de maltrato, acoso escolar o violencia entre estudiantes y otros miembros de la comunidad educativa.
  • Procedimiento de designación del Encargado de Convivencia Escolar.
  • Atribuciones del Consejo Escolar o Comité de Buena Convivencia.
  • Plan de acción (o plan de gestión) donde se señalen las iniciativas del Consejo Escolar o Comité de Buena Convivencia.

Se sugiere que al menos cuenten con los siguientes aspectos:

  • Determinar responsables y tiempos de activación.
  • Contener medidas pedagógicas y/o psicosociales, de contención, apoyo y reparación a las víctimas.
  • Asegurar medidas de protección inmediata para resguardo de la integridad de los estudiantes.
  • Establecer conductos regulares para que los miembros de la comunidad escolar puedan presentar reclamos y/o sugerencias.
  • Definir mecanismos de coordinación y comunicación efectiva con redes de apoyo.

Todos los establecimientos deberán publicar su Reglamento Interno en el sitio web del establecimiento educacional o mantenerlo disponible en el recinto, para conocimiento de los estudiantes, padres madres y apoderados. Además de mantenerlo actualizado en la plataforma del Ministerio de Educación.

Actualización: Abril 2017