Resguardo de Derechos

¿Cómo pueden certificarse los jardines infantiles particulares?

De acuerdo a lo establecido en la Ley N°20.832, todos los establecimientos de educación parvularia particulares tienen derecho a optar por la certificación con Autorización de Funcionamiento o Reconocimiento Oficial, que otorga el Ministerio de Educación, a través de sus Secretarías Regionales Ministeriales.

Este derecho de opción faculta a que los sostenedores de salas cuna y jardines infantiles particulares elijan certificarse con Reconocimiento Oficial o mediante Autorización de Funcionamiento. El Reconocimiento Oficial, si bien es obligatorio para todos los establecimientos con sostenedores o administradores que reciben fondos públicos mediante transferencias o subvención, puede ser requerido por sostenedores de establecimientos particulares, así como la Autorización de Funcionamiento, que se definió como propia de los establecimientos particulares o que no reciben aportes regulares del Estado.

El referido derecho de opción se ejerce desde el 9 de febrero de este año, ya que con la publicación en el Diario Oficial del Decreto N°128, se dispone del reglamento que regula los requisitos de adquisición, mantención y pérdida de la Autorización de Funcionamiento.

Respecto de los establecimientos particulares nuevos o recién creados, la ley es categórica en señalar que es condición obligatoria certificarse previamente con Autorización de Funcionamiento o con Reconocimiento Oficial. Es decir, todo establecimiento que ha iniciado sus funciones por vez primera, desde el 1 de enero de 2017, antes de publicitarse, realizar matrículas e iniciar las actividades educativas, debe contar con alguna de las certificaciones que otorgan las Secretarías Regionales Ministeriales de Educación.

¿Cuál es el rol de la Superintendencia de Educación en esta materia?

La Superintendencia fiscaliza en estos establecimientos, la mantención de los bienes jurídicos contemplados en la certificación obtenida, los que según la Ley N°20.832 y el Decreto N°128/2017 del Ministerio de Educación se agrupan en tres ámbitos: Jurídico, Técnico Pedagógico y de Infraestructura.

Cada ámbito contiene requisitos mínimos que todo establecimiento de educación parvularia, que no recibe aporte del Estado, debe cumplir y acreditar para obtener una de las dos certificaciones existentes.

Estos requerimientos han sido definidos como los esenciales para una sala cuna o jardín infantil, y evidencian un estándar mínimo desde el cual se propende a la calidad educativa, a través de una gestión y cultura organizacional centrada en la mejora continua.

 

Preguntas frecuentes

  • Contar con un sostenedor responsable del funcionamiento del establecimiento, el que podrá ser persona natural o jurídica de derecho público o privado con objeto social único educacional; salvo que se trate de una sala cuna anexa al local del trabajo, a la que no se le exige giro único.
  • Tanto el sostenedor, como el representante legal y administrador de entidades sostenedoras (persona jurídica) deberá tener título profesional de al menos 8 semestres de duración, otorgado o reconocido por una universidad o instituto profesional del Estado, lo que no será exigible en caso de salas cunas anexas al local de trabajo.
  • No estar en el registro de inhabilidades.
  • Cumplir con los requisitos de dominio, arriendo o comodato del inmueble. El contrato de arriendo o comodato deberá tener, al menos, tres años de duración.

Los establecimientos de educación parvularia deberán contar con:

  • Un Proyecto Educativo Institucional (P.E.I.), que contenga los antecedentes de la institución, misión, visión y valores; y currículum pedagógico adaptado.
  • Un Reglamento Interno que considere normas de funcionamiento, políticas de promoción de los derechos del niño y niña; orientaciones pedagógicas y protocolos de prevención y actuación ante conductas que constituyan falta a la seguridad y la buena convivencia, tales como abusos sexuales o maltrato infantil; y medidas orientadas a garantizar la higiene y seguridad del establecimiento.
  • Personal idóneo y suficiente.
  • Material didáctico, elementos de enseñanza y mobiliario.

Los establecimientos de educación parvularia deberán acreditar el cumplimiento de:

  • Normas establecidas en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones.
  • Normas sanitarias dictadas por el Ministerio de Salud.
  • Normas mínimas de planta física de los locales escolares, con las excepciones y/o precisiones establecidas en el Decreto N°128/2017 del Ministerio de Educación.

La información referida en este artículo, es resultado de la revisión de la siguiente normativa:

 

Otros enlaces de interés:

 

¡Conoce y comparte con tu comunidad educativa nuestros materiales de difusión!