Resguardo de Derechos

Graduación: su importancia y medidas que la afectan

Tradicionalmente las comunidades educativas culminan la etapa escolar de los estudiantes, con una ceremonia de graduación en la que se reconoce a los alumnos por el término de este ciclo de sus vidas. En este espacio todos los integrantes de la comunidad educativa junto a las familias celebran el término de un proceso importante en la trayectoria educacional de los estudiantes.

En algunas ocasiones, por situaciones que afectan la sana convivencia, los establecimientos educacionales sancionan a los estudiantes con la suspensión de la graduación. Esta acción no sólo aqueja a los alumnos sino también a sus familias, que esperan con anhelo esta celebración que sella el término de la etapa escolar.

La normativa educacional señala que, al tomar la medida disciplinaria de suspensión de la graduación, ésta debe estar debidamente descrita en el Reglamento Interno del establecimiento y previo a su aplicación se debe respetar el justo y debido proceso.

Es por ello, que se deben tener a la vista las siguientes consideraciones al momento de aplicar una sanción disciplinaria como la suspensión de graduación:

  • En ningún caso esta medida se podría aplicar en base a criterios discriminatorios arbitrarios.
  • Debe adoptarse en conformidad a un proceso que contemple defensa y reconsideración de la medida.
  • No se puede aplicar la suspensión de graduación a estudiantes por situación de embarazo o maternidad.
  • No es posible prohibir la graduación a un estudiante por deudas de sus padres.

Cabe señalar que la normativa educacional no exige a los establecimientos la realización de la graduación, este evento está relacionado a la historia y costumbres de las comunidades educativas.

Si, cuando la medida este contenidas en el Reglamento Interno y se aplique conforme a un debido proceso. En ningún caso la suspensión de la graduación se podrá aplicar en base a criterios discriminatorios.

No, dichas medidas se aplican en forma individual a quien transgreda o infrinja una determinada norma del Reglamento Interno.

Sí, las familias de forma organizada, pueden realizar su propia ceremonia de graduación.

No, en el caso específico de la suspensión de graduación a estudiantes madres y embarazadas, el Decreto Nº79/ 2004 establece que “Las estudiantes en situación de embarazo o maternidad tendrán derecho a participar en organizaciones estudiantiles, así como en cualquier ceremonia que se realice en la que participen los demás alumnos y alumnas”.

La Ley General de Educación establece que el no pago de los compromisos contraídos por el estudiante o por el padre o apoderado, no podrá servir de fundamento para la aplicación de ningún tipo de sanción a los estudiantes durante el año escolar.