Resguardo de Derechos

Familia y comunidad en Educación Parvularia

La participación de la familia, centros de salud, municipalidades, bomberos, entre otros actores integrantes de la comunidad que resultan fundamentales en la formación de niños y niñas, pues su rol es necesario, ya que en esta etapa se instalan los primeros aprendizajes y vínculos afectivos y de relación con el entorno. Es por ello, que los establecimientos de Educación Parvularia tienen la responsabilidad de llevar a cabo estrategias que fomenten el trabajo en comunidad, para contribuir al desarrollo integral de los párvulos.

Junto a la familia, la relación con la comunidad, ya sean servicios públicos, vecinos, instituciones del área circundante del establecimiento, que son parte de la vida cotidiana de los párvulos, no debe quedar marginada de las experiencias o acciones de aprendizaje. Por ende, él o la profesional de la Educación Parvularia, además de elaborar un proyecto educativo que concierne a los párvulos, también debe diseñar un trabajo que integre sistémicamente a la familia, comunidad y relaciones entre éstas.

Involucrar a madres, padres, apoderados, servicios, instituciones, entre otros actores del ámbito educativo y/o familiar, tiene como objetivo formar comunidad y lograr con esto, una participación activa en la educación de niñas y niños.  El establecimiento de Educación Parvularia es el encargado de asumir la responsabilidad de formar esta comunidad de manera efectiva y oportuna.

Comunidad de Aprendizaje

Cada vez se hace más recurrente el concepto de Comunidades de Aprendizaje (1), entendiendo por esto una forma de ampliar la práctica educativa a todos los actores involucrados en la formación y desarrollo de los párvulos.

Y aunque la idea de las Comunidades de Aprendizaje es relativamente actual, lo cierto es que en Educación Parvularia, la participación activa de los integrantes de la comunidad, se encuentra instalada desde los inicios de este nivel, donde se ha sostenido que el trabajo educativo en conjunto con la familia y la comunidad es clave para el aprendizaje de los párvulos

En definitiva, se ha comenzado a instaurar fuertemente la idea de que los establecimientos no pueden actuar solos, pues para llevar a cabo sus proyectos educativos requieren de la participación y el diálogo de todos y, cuando se habla de “todos”, la tarea no recae solo en los educadores y técnicos, sino que también en las familias, los niños y niñas, los auxiliares o asistentes de la educación y toda la comunidad que rodea el establecimiento.

(1) Elboj & Oliver, 2003.

Te invitamos a conocer e informarte sobre Educación Parvularia, a través de nuestros  materiales de difusión del nivel: