Resguardo de Derechos

Conductas de riesgo en el contexto escolar

En algunas ocasiones las escuelas deben enfrentar situaciones de alta complejidad, donde la preparación de la comunidad y los protocolos de actuación juegan un papel fundamental para enfrentarlas de manera adecuada.

Situaciones de emergencia, accidentes escolares, violencia, consumo de drogas, entre otras, son situaciones complejas que requieren de procedimientos definidos, de las mejores estrategias para actuar de manera oportuna, eficiente y resguardando siempre el interés superior del niño.

Para establecer protocolos de actuación frente a conductas de riesgo en el contexto escolar, es necesario saber que muchas de las dificultades que niñas, niños y adolescentes presentan durante su trayectoria escolar se asocian a situaciones familiares, problemas de salud mental, vulneración de derechos u otras situaciones sociales de difícil abordaje. Por tanto será necesario considerar procedimientos que, por una parte, permitan comprender el problema y sus causas y, por otra, tomar las medidas para resolver y resguardar la integridad de todos los actores de la comunidad.

Estas definiciones deben contar con la participación de los distintos actores, por lo que instancias como el Consejo Escolar, el Comité de Convivencia u otro similar, serán instancias privilegiadas para anticiparse a situaciones complejas, definiendo los procedimientos que tendrá la comunidad e informando a todos los actores.

  • Actuar de acuerdo a lo estipulado en el Reglamento Interno y en los protocolos de actuación.
  • Evaluar las acciones a realizar, considerando siempre el interés superior del niño.
  • Contactar a responsables designados frente a este tipo de situaciones en el establecimiento
  • Comunicación oportuna con los padres, apoderados o tutores.
  • Si es necesario solicitar ayuda a las redes de apoyo identificadas previamente.

En los casos de no contener información en el Reglamento o en el protocolo puede ser un momento propicio para revisar sus procedimientos en conjunto con la comunidad educativa.

Es un instrumento de gestión obligatorio que fija las normas de funcionamiento e informa sobre los procedimientos del establecimiento, regula las relaciones y señala el comportamiento esperado por los integrantes de la comunidad educativa. Este instrumento debe ser coherente con el Proyecto Educativo Institucional, integrando los principios y valores del establecimiento educacional que representa.

Este instrumento respalda las acciones que realiza la escuela para dar cumplimiento a la normativa educacional vigente.

  • Interés Superior del Niño siempre debe evaluarse y tenerse en cuenta al sopesar distintos intereses para tomar una decisión sobre una cuestión debatida o al interpretarse una norma.
  • Principio de no discriminación arbitraria, incluir condiciones o normas que afecten la dignidad de la persona, o que sean contrarios a los derechos humanos garantizados por la Constitución y los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes, en especial aquellos que versen sobre los derechos de los niños.
  • Dignidad del Ser Humano todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos.
  • Principio de justo y racional proceso, garantizando en todo momento el justo procedimiento, el cual deberá estar establecido en el reglamento.
  • Gradualidad en la aplicación de medidas disciplinarias, debiendo agotarse previamente las medidas   de carácter   pedagógicas formativas o apoyos psicosociales antes de aplicar una sanción de carácter punitiva. Se debe priorizar   siempre el carácter formativo de los establecimientos educacionales.
  • Principio de libre asociación: El derecho de asociarse sin permiso previo, permitiendo a los padres, madres y apoderados asociarse libremente con la finalidad de lograr una mejor educación para sus hijos

El Reglamento Interno debe resguardar la legalidad de lo establecido y no contravenir la normativa educacional.

Son procedimientos que establecen los pasos a seguir y los responsables ante situaciones de riesgo, entregan pautas anticipadas con criterios objetivos ante cualquier evento o situación que exponga la integridad física o psicológica de los integrantes de la comunidad educativa.

Se sugiere que los protocolos de actuación contengan:

  • Información sobre responsables y tiempos de actuación
  • Medidas pedagógicas y/p psicosociales de contención, apoyo y reparación.
  • Procedimientos para asegurar medidas de protección inmediata para resguardo de la integridad de los integrantes de la comunidad educativa (docentes, asistentes de la educación, estudiantes y/o apoderados)
  • Definiciones sobre mecanismos de coordinación y comunicación efectiva con la Familia y apoderados.
  • Acciones que promuevan la solución constructiva y pacífica de los conflictos.
  • Identificación y estrategias de derivación a redes de apoyo (Aulas de Bienestar, Oficina de protección de derechos de niños, niñas y adolescentes(OPD), SENDA, instituciones colaboradoras de SENAME, servicios de salud, JUNAEB, entre otras)

Los docentes deben informar al director del establecimiento, éste tiene la obligación legal de denunciar de acuerdo a lo establecido en el Art. 175 letra e) del Código Procesal Penal, a quien corresponde calificar si existe un delito o una falta, o si existe delito o no, es al juez y no a quien denuncia.

Asimismo, los establecimientos educacionales, en su calidad de garantes de los derechos de sus estudiantes, si advierten una posible vulneración de los derechos de un menor deben remitir los antecedentes a la OPD, o a los Tribunales de Familia, según corresponda.

Es necesario hacer presente que, cuando los hechos a denunciar ante el Ministerio Público, Policías, Tribunales o al aplicar normas y protocolos del Reglamento Interno, dado que estas situaciones dicen relación con un niño, niña o adolescente, los establecimientos educacionales en su calidad de garantes deben siempre actuar pensando y resguardando el interés superior del niño y por sobretodo su dignidad e integridad física y psicológica.

La normativa educacional señala que sostenedor de establecimiento educacional deberá gestionar capacitación para el personal directivo, docente y asistentes de la educación y las personas que cumplan funciones administrativas y auxiliares al interior de los establecimientos educacionales sobre la promoción de la buena convivencia escolar y el manejo de situaciones de conflicto.

Art 16 E) DFL N°2/2009 DE EDUCACIÓN

  • Convivencia Escolar