Superintendente O’Ryan: “En cada uno de estos establecimientos la mayor alegría de los estudiantes era volver a reencontrarse”

  • En un recorrido a ocho escuelas de la región de Antofagasta, la autoridad nacional verificó la implementación de los protocolos de seguridad e higiene y dio a conocer la campaña de la Superintendencia “Si te cuido, me cuido”.

10/08/2021 Nacional
Escuela Básica Solor

En el marco del plan de acompañamiento, el superintendente de Educación, Cristián O´Ryan, junto al director regional de Antofagasta, Arnaldo Solari, visitó ocho establecimientos de la zona, con el objetivo de verificar los protocolos y medidas sanitarias que deben cumplir en el retorno a clases presenciales.

El recorrido se inició a 3.600 metros de altura en la Escuela Básica San Antonio de Padua de la comuna de Ollagüe, que se encuentra casi al límite con Bolivia. Luego fue el turno de seis establecimientos de la comuna de San Pedro de Atacama: el Liceo Bicentenario Likan Antai; la Escuela Básica E-26; la Escuela Básica Solor; la Escuela Básica Talabre; la Escuela Básica Camar, y la Escuela San Roque de Peine. Finalmente, la visita a la región culminó en el Colegio Calama de la misma comuna.

“Las realidades de las escuelas en zonas tan alejadas muchas veces son complejas, pero ver el compromiso de esos estudiantes y el esfuerzo de los profesores y profesoras para volver abrir las escuelas es muy valorable, porque entienden el impacto que esto genera en los niños y niñas, no solo en el espacio educativo, sino que también en el bienestar físico y emocional. En cada una de estos establecimientos la mayor alegría de los estudiantes era volver a reencontrarse”, afirmó el superintendente O’Ryan.

En este contexto, la directora de la escuela de Ollagüe, Nidia Carvajal, señaló que el retorno “ha sido muy efectivo porque las clases presenciales no se pueden comparar con las clases online, sobre todo acá que el internet es muy intermitente. Partimos en marzo con la presencialidad porque así lo querían los padres y los profesores, trabajando con cinco cursos en la mañana y cinco cursos en la tarde. Los niños están felices porque pudieron compartir y volver a estar con sus amigos. Si tenemos los cuidados y se cumplen los protocolos no habría problema en retornar a clases presenciales”.

Asimismo, Loreto González, directora del Liceo Bicentenario Likan Antai, afirmó que “el proceso de apertura del establecimiento ha sido todo un desafío, puesto que al principio no contábamos con todas las medidas de seguridad para recibir a nuestros estudiantes, sin embargo, el trabajo organizado y la buena gestión tanto de nosotros como del DAEM, ha permitido abrir nuestro liceo para los estudiantes de enseñanza media y de manera gradual ir incorporando a todos los niveles. Cabe señalar que la comunicación con los apoderados, docentes, asistentes y comunidad en general ha sido clave para este proceso de apertura, puesto que conocen los protocolos y las medidas de seguridad”.

Por su parte, el director regional, Arnaldo Solari, destacó la campaña de la Superintendencia “Si te cuido me cuido”, que busca principalmente propiciar el autocuidado y el cuidado de los demás dentro de las comunidades educativas. “Tenemos que crear conciencia acerca de la importancia de fomentar conductas que contribuyan al cuidado de todos en los distintos ámbitos de la vida: familiar, digital y en los establecimientos educacionales. De esta manera, trabajando en comunidad, podemos prevenir posibles contagios, entregando espacios seguros para los niños y niñas”.

Al finalizar, el superintendente de Educación agradeció el trabajo de las comunidades educativas y destacó que “en comunas tan apartadas la escuela cumple una función que va mucho más allá de entregar aprendizajes. Uno entiende el sacrificio que han realizado, pero entiende aún más que el bien mayor de educar a los niños es lo que debemos resguadar”.