Superintendente: “Estamos analizando la Ley SEP para asegurarnos que cumpla con su objetivo”

La autoridad asistió al seminario organizado por la Redco en Valparaíso.

16/05/2018 Nacional

El superintendente de Educación, Sebastián Izquierdo, junto al ministro de Educación, Gerardo Varela, participaron en el seminario ¿Cómo avanzar en calidad educacional en un clima de incertidumbre?, organizado por la Red de Sostenedores Colegios V Región (REDCO).

El encuentro, al que asistieron 200 sostenedores, representantes de 450 establecimientos de la región de Valparaíso, se desarrolló en el salón plenario del Congreso Nacional.

Durante su intervención, el superintendente de Educación, destacó que el foco de este Gobierno es ir en ayuda de los niños y jóvenes más vulnerables, “apoyarlos en su formación escolar, para que todos los chilenos tengan las mismas oportunidades”.

“Las cifras de los últimos años muestran que un gran porcentaje de los recursos que el Estado dispone para los establecimientos que tienen estudiantes vulnerables no se gastan y se van acumulando año a año, lo que tendría directa relación con el exceso de restricciones en el uso de recursos que tiene este tipo de subvenciones”, señaló el superintendente de Educación, al enfatizar que “la Subvención Escolar Preferencial (SEP) tiene tal nivel de especificaciones en el uso de recursos, que los sostenedores se abstienen de utilizarla, no recibiendo así una subvención clave para los alumnos más vulnerables”.

En ese sentido, apuntó a que como Superintendencia de Educación “estamos analizando la Ley SEP, estudiando cuál es su impacto y cómo se destinan los recursos, para asegurarnos de que efectivamente esta ley cumpla con el objetivo con el que fue elaborada: mejorar los niveles de calidad y de equidad del sistema escolar”.

Asimismo, abordó el tema de la transparencia en los establecimientos educacionales, destacando que es fundamental la información con la que cuenten los padres y apoderados al momento de elegir la educación para sus hijos y, de este modo, “los colegios subvencionados tengan la libertad, sin grandes intervenciones, de entregar la enseñanza que tantos niños reclaman a lo largo de nuestro país. Este traspaso de información, en conjunto con el deber que tienen los padres y apoderados a informarse sobre el establecimiento al cual llevan o les gustaría llevar a sus hijos, serán los elementos claves para lograr lo que buscamos desde la Superintendencia de Educación, una educación con gran calidad en todas nuestras salas de clases”.

Al finalizar su intervención, el superintendente hizo un llamado a trabajar en conjunto por una mejor educación. “Caminando en la misma vereda, padres y apoderados, sostenedores, profesores y asistentes de la educación, estudiantes, en general, toda la comunidad educativa autoridades, podremos entregar una verdadera educación de calidad a todos los niños y jóvenes de nuestro país, sobre todo a los más vulnerables”.