Superintendente de Educación presenta Cuenta Pública Participativa 2020

  • En la instancia, el superintendente Cristián O’Ryan, a través de la plataforma YouTube, entregó el balance de las acciones realizadas durante el año pasado, destacando la adaptación de las fiscalizaciones, planes de acompañamiento y orientación a la comunidad educativa, al actual escenario de crisis sanitaria.

18/05/2021 Nacional

Esta mañana, el superintendente de Educación, Cristián O’Ryan, dio a conocer la Cuenta Pública Participativa del organismo fiscalizador por medio de la plataforma YouTube, en un año marcado por la pandemia producto del Covid-19.

“El 2020 significó un cambio importante para la Superintendencia en todos sus ámbitos de acción y nos desafió como institución a seguir cumpliendo con nuestra labor, en un contexto completamente nuevo para todos”, sostuvo el superintendente O’Ryan, al destacar que como organismo parte del Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad llevó a cabo su gestión basada en cuatro ejes estratégicos: poner a los niños y niñas primero, foco en una educación de calidad; fortalecer la autonomía de los establecimientos educacionales y, por último, el foco en las personas, que se creó especialmente para el año 2020.

Ante más de 800 personas conectadas, el superintendente O’Ryan recalcó el énfasis que se dio durante el año 2020 para asegurar la calidad de la educación desde la primera infancia, a través del Programa de Fiscalización a Establecimientos de Educación Parvularia sin Reconocimiento Oficial o sin Autorización de Funcionamiento y el Programa de Fiscalización de Reglamento Interno, fiscalizando a 211 y 312 establecimientos respectivamente.

“Elaboramos una serie de pronunciamientos normativos y de orientación que permitieron responder a las necesidades de especialización que requiere el nivel de educación parvularia. A su vez, en el marco de los planes de acompañamiento, visitamos 732 establecimientos de este nivel educativo y realizamos un ciclo de conversaciones Supereduc con la participación de destacados especialistas nacionales e internacionales, con el objetivo de entregar herramientas a las comunidades educativas que apunten al bienestar integral de los niños, niñas y jóvenes”, señaló la autoridad nacional.

En relación al foco en una educación de calidad, el superintendente destacó la flexibilización de los recursos de la Subvención Escolar Preferencial (SEP) para apoyar a los sostenedores en la implementación de clases a distancia y la adaptación del Plan Anual de Fiscalización del año 2020, por medio de una modalidad de fiscalización remota, a través de la plataforma SIE Cloud, diseñada especialmente para que los sostenedores puedan ingresar la documentación solicitada de forma digital.

Otra de las acciones que apuntó a disminuir la carga administrativa de los establecimientos, fue la habilitación de la plataforma de rendición de cuentas durante todo el año 2020. “Por primera vez se logró una rendición del 97,1% de los sostenedores con un 95% rendido dentro del plazo regular. En paralelo, se realizaron 118 jornadas de capacitación para apoyar este proceso, con un alcance de 3.649 sostenedores, que equivale al 73% de los sostenedores que deben rendir y pueden ser capacitados”, comentó el superintendente O’Ryan.

Para conocer las estrategias de educación no presencial implementadas durante la pandemia, la Superintendencia realizó una consulta para saber cómo estaban desarrollando esta modalidad los establecimientos del país. De los 8.009 colegios y escuelas que participaron, el 73% declaró realizar clases virtuales en forma periódica; el 99% confirmó que hizo entrega de material pedagógico a los estudiantes, y el 62% afirmó contar con una plataforma para la realización de clases remotas.

En relación a las principales cifras que dan cuenta de la gestión de la Superintendencia durante el año 2020, el superintendente de Educación indicó que se efectuaron 11.920 acciones de fiscalización, relevando aquellas de tipo administrativas, es decir, que se realizan sin requerir presencialidad.

A nivel nacional, la Superintendencia recibió durante 2020 un total de 3.379 denuncias. “Si bien esta cifra significó una baja del 71,9% en comparación con 2019, llama la atención que, a pesar de la modalidad de clases a distancia, la materia más denunciada sigue siendo maltrato a estudiantes con 570 denuncias, que representa un 17% del total recibido durante 2020. Otro aspecto a resaltar fueron las consultas realizadas al call center de la Superintendencia. De las 20.854 ingresadas en 2020, el 69% corresponde a requerimientos de la comunidad educativa y el 31% a sostenedores. La mayoría de las consultas están vinculadas a la gestión interna de los establecimientos, rendición de cuentas y procedimientos de atención de denuncias”, sostuvo la autoridad nacional.

Para finalizar, el superintendente Cristián O’Ryan indicó que “el 2020 fue un año complejo producto del Covid-19, que trajo innumerables desafíos en todos los ámbitos de nuestra vida y la Superintendencia de Educación no estuvo exenta de ellos, sin embargo, con el esfuerzo de los más de 800 funcionarios y funcionarias que forman parte de esta institución, logramos adaptarnos a este nuevo escenario para continuar con la labor que nos mandata la ley y cumplir nuestra noble misión: asegurar una educación de calidad, resguardando derechos, promoviendo el cumplimiento de deberes y garantizando igualdad de oportunidades para todos los niños, niñas y jóvenes de Chile”.