Superintendente de Educación Escolar lanzó nuevo sistema de fiscalización con tablet

  • La nueva tecnología reducirá los tiempos de fiscalización en un 30% y permitirá por primera vez tomar registros fotográficos de irregularidades detectadas.
  • Al 30 de septiembre se han realizado más de 13 mil fiscalizaciones y se han cursado más de 3 mil 500 multas.

10/10/2012 Nacional
El superintendente de Educación Escolar (PT), Manuel Casanueva, lanzó un nuevo sistema de fiscalización con tecnología de punta en la comuna de Recoleta, durante una fiscalización al Complejo Educacional Presidente Arturo Alessandri, que permitirá reducir los tiempos de inspección hasta en un 30%.
El mecanismo contempla la incorporación de 250 tablet a nivel nacional y permitirá digitalizar la información que se obtenga de una visita de inspección a un colegio, lo que supone un ahorro de casi una hora y media del proceso total, que hoy alcanza en promedio unas ocho horas por visita. “Estamos dando un paso gigantesco en materia tecnológica, cada uno de los fiscalizadores podrá utilizar este sistema de tablet, que de manera muy simple nos va a permitir fiscalizar más establecimientos en menos tiempo”, afirmó Casanueva, al resaltar el ahorro de tiempo por la eliminación del traspaso de información al papel. La iniciativa, que fue lanzada hoy en la Región Metropolitana, tuvo un piloto en Rancagua durante la primera semana de octubre, y se replicará en los próximos meses en el resto del país.
La Superintendencia de Educación Escolar partió oficialmente hace un mes y su objetivo principal es proteger a los estudiantes a través de inspecciones que obliguen a los establecimientos a cumplir la ley, a tener buenas condiciones de infraestructura y a asegurar además que los recursos que el Estado entrega para la educación de los niños a través de las subvenciones, se utilicen realmente para ese fin. También está al servicio de la comunidad ya que atenderá y mediará en las denuncias de alumnos, padres, apoderados o profesores. Si se detectan irregularidades, este organismo tiene la facultad de sancionar con amonestaciones, multas, inhabilidad del sostenedor e incluso la revocación del reconocimiento oficial si corresponde.
Las fiscalizaciones realizadas desde el 1 de enero hasta el 30 de septiembre de 2012 alcanzan las 13 mil 104, mientras que las multas llegan a 3 mil 506, por $4 mil 994 millones.
Durante el recorrido al Complejo Educacional Presidente Arturo Alessandri, los inspectores revisaron la infraestructura, baños, señalética, extintores, barandas, la demarcación de las zonas de seguridad, y el estado del mobiliario y ventanas.
En lo administrativo, hubo un chequeo de los libros de asistencia a clases y de infraestructura. “Nosotros necesitamos apoyarnos en las herramientas tecnológicas, que nos van a permitir, instantáneamente, enviar la información a la Superintendencia para poder analizarla”, afirmó el superintendente de Educación Escolar, quien también llamó a los padres y apoderados a convertirse en “los ojos fiscalizadores de la Superintendencia”.
Este año, 400 establecimientos fueron declarados como condicionales y a 37 se les quitó el reconocimiento oficial.