Cuenta Pública 2019: Superintendente O’Ryan destacó el fortalecimiento del Sistema de Mediación, la convivencia escolar y el trabajo en educación parvularia como los principales avances de 2019

A través de una cuenta pública difundida por las plataformas digitales de la institución, debido a la contingencia sanitaria que enfrenta el país, el superintendente de Educación dio a conocer los principales hitos y cifras que resumen la gestión del año pasado.  

13/05/2020 Nacional

El superintendente de Educación, Cristián O’Ryan, presentó esta mañana la Cuenta Pública Participativa 2019, instancia en la que dio a conocer acciones concretas que se desarrollaron para fortalecer los tres ejes estratégicos institucionales: poner a los niños y niñas primero, poner el foco en una educación de calidad y fortalecer la autonomía de los establecimientos educacionales.

“Nos enfocamos en trabajar fuertemente en el nivel de educación parvularia, porque sabemos que de esta forma podemos contribuir a disminuir las desigualdades del sistema educacional. También, continuamos desarrollando un modelo basado en los derechos y libertades fundamentales, valorizando la importancia de la sala de clases y el proceso educativo que en ella se genera; y finalmente, potenciamos la relación entre los establecimientos y apoderados, para una mayor autonomía”, indicó el superintendente O’Ryan durante el desarrollo de su discurso.

Los niños y niñas primero

Dentro del primer eje estratégico, el superintendente destacó el fortalecimiento y consolidación del sistema de mediación escolar, alcanzando durante 2019 un 86% de mediaciones con acuerdo entre padres y establecimientos educacionales.

Asimismo, se habló de la incorporación de dos programas de fiscalización en el nivel de educación parvularia. El primero, enfocado en los establecimientos sin Reconocimiento Oficial o Autorización de Funcionamiento, y el segundo, en temáticas relacionadas a la Circular de Reglamento Interno.

Otra de las acciones mencionadas fue el seminario “Con Vivencia” Educar es tarea de todos, realizado junto a UNICEF, y la campaña #YoAprendoQueHacer; ambas instancias buscaron orientar a la comunidad educativa para mejorar la convivencia escolar y resguardar el bienestar de niños, niñas y jóvenes.

Foco en una educación de calidad

En este eje, el superintendente resaltó la nueva Política de Gestión de Denuncias, que permitió rebajar en un 78% la cantidad de documentos que se pedían a los establecimientos educacionales en este procedimiento, “lo que va en directo beneficio del tiempo que pueden dedicar directores y profesores a enseñar dentro de la sala de clases”, señaló la autoridad.

También se reforzó el proceso de rendición de cuentas. La institución habilitó la plataforma tres meses antes para la rendición 2018, y para la rendición 2019, la plataforma estuvo disponible todo el año, para que los sostenedores tuvieran más tiempo para realizar esta labor. Esto permitió que un 96% de los sostenedores rindiera de manera total y solo un 3% de manera parcial, en la rendición de recursos 2018.

De manera similar, se trabajó en la eficiencia del rol fiscalizador de la Superintendencia, implementando la herramienta Machine Learning, para la determinación de la muestra del Programa Anual de Fiscalización 2019, de modo de poder ir a fiscalizar de forma más asertiva, a los establecimientos que están incumpliendo.

Fortalecer la autonomía de los establecimientos educacionales

La creación del Formulario de Gestiones Previas, fue una de las acciones destacadas en este eje estratégico, lo que permitió resolver problemas y conflictos entre padres y apoderados de manera interna, en 4.642 casos.

En este mismo ámbito, se desarrolló el programa Mediación al Aula, a través del cual se capacitó a 1.829 establecimientos en gestión colaborativa de conflictos, de modo de que puedan establecer, dentro de sus propias comunidades, herramientas y programas para resolver los conflictos íntegramente y con eso fortalecer la autonomía.

Finalmente, el superintendente O’Ryan se refirió a la utilidad de la página web “Normativa Fácil”, lanzada a mediados de 2019, donde la comunidad educativa puede encontrar, de forma simple y consolidada, las obligaciones normativas que deben cumplir los sostenedores.

Principales cifras

Durante el 2019, la Superintendencia de Educación orientó y acompañó a 2.020 establecimientos a lo largo de todo el país, 1.156 de ellos correspondientes al nivel de educación parvularia y 864 a educación básica y media.

Además, la Superintendencia realizó 19.123 fiscalizaciones a través de 26 programas. El 60,6% de ellas, corresponden a temáticas de normativa, el 25% a denuncias y el 14% a recursos.

Durante el año pasado se recibieron 12.016 denuncias, un 20% menos que en 2018, debido a los buenos resultados obtenidos con el Formulario de Gestiones Previas para la resolución de conflictos de manera interna en establecimientos educacionales.

Respecto de las metas de eficiencia institucional, el superintendente destacó que durante 2019 se evaluaron 12 indicadores con tres objetivos: gestión eficaz, eficiencia institucional y calidad de los servicios, lo cuales tuvieron un cumplimiento de un 100%.

Al finalizar, la autoridad agradeció el compromiso de la comunidad educativa y de los funcionarios y funcionarias de la Superintendencia quienes “trabajaron todo el 2019 para cumplir cada uno de nuestros objetivos y mejorar la calidad de la educación de todos los niños, niñas y jóvenes del país”.

Mira el sitio oficial de la Cuenta Pública 2019