Superintendencia de Educación emite circular que solicita transparentar fundamentación de establecimientos educacionales para elección de textos escolares

  • Documento entrega lineamientos a los establecimientos particulares pagados que imparten los niveles de educación parvularia, básica y media, que cuenten con Reconocimiento Oficial del Estado.

30/11/2020 Nacional

La Superintendencia de Educación emitió la Circular N°668 que entrega lineamientos a los establecimientos particulares pagados sobre el proceso de elección de textos escolares, que cumplen una función central y articuladora en la tarea educativa de los docentes tanto de aula, como en otros espacios de aprendizaje.

Esta nueva normativa tiene su fundamento en un estudio realizado por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), donde se detectaron falencias en tres áreas distintas en las que existirían obstáculos para el buen funcionamiento del mercado desde el punto de vista competitivo.

“En estos tiempos difíciles, donde distintas comunidades educativas se han visto afectadas económica y socialmente, creemos esencial que los establecimientos particulares pagados que solicitan la compra de textos escolares de una determinada editorial, transparenten sus decisiones y expliquen los criterios de elección, incluyendo el enfoque de enseñanza, aspectos económicos, metodológicos, de diseño, distribución, o cualquier otro criterio que fundamente esta decisión, porque debemos garantizar un acceso más justo y libre a una educación de calidad, respetando al mismo tiempo la autonomía de cada proyecto educativo”, indicó el superintendente de Educación, Cristián O’Ryan.

Para ello, la entidad fiscalizadora recomendó a los sostenedores de colegios particulares pagados de todo Chile, elaborar un informe que fundamente la elección de un determinado texto escolar, en el entendido que ambos cumplen con la exigencia de contenidos mínimos para el periodo académico establecido.

“La invitación es a que los sostenedores transparenten a los padres, apoderados y comunidad educativa en general, las decisiones en cuanto al contenido, calidad y características de los textos, así como el costo esperable de los mismos, fortaleciendo el diálogo y el trabajo conjunto entre los miembros de la comunidad educativa”, indicó el superintendente O’Ryan.