Manuel Casanueva asume como nuevo Superintendente de Educación Escolar

  • "La misión principal de la Superintendencia será fiscalizar que cada peso que el Estado entrega a los colegios sea destinado a la educación de los niños, especialmente de los niños más vulnerables de Chile", sostuvo el nuevo superintendente de Educación Escolar (PT).
  • La institución entrará oficialmente en marcha el 1 de septiembre de este año.

27/06/2012 Nacional
El ministro de Educación, Harald Beyer, comunicó hoy que Manuel Casanueva de Landa fue nominado como superintendente de Educación Escolar (PT). La autoridad es la primera en asumir el cargo en la recién creada institucionalidad -que entrará en funciones el 1 de septiembre-, y se desempeñaba como coordinador nacional de subvenciones del Mineduc.
“La misión principal de la Superintendencia será fiscalizar que cada peso que el Estado entrega a los colegios sea destinado a la educación de los niños, especialmente de los niños más vulnerables de Chile”, afirmó, Casanueva, al enfatizar que la institución “tendrá a su cargo el poder inspeccionar que todos los establecimientos se encuentren en buenas condiciones, es decir, que tengan una infraestructura adecuada, niveles de seguridad como los que exigimos y que tengan a sus profesores en las condiciones óptimas, por ejemplo en los pagos de cotizaciones y sueldos”.
Hizo ver que la nueva entidad “estará a disposición de la comunidad escolar. Cada papá, profesor o alumno que tenga una denuncia la podrá hacer llegar a la Superintendencia y nosotros investigaremos y cuando corresponda ayudaremos a solucionar estos casos”.
La Superintendencia de Educación forma parte de la ley de Aseguramiento de la Calidad, promulgada el 11 agosto de 2011. Esta institución comenzará a funcionar el segundo semestre de este año y su misión será velar para que todos los estudiantes del país cuenten con un colegio en buenas condiciones y para que los recursos que entrega el Estado se usen efectivamente en la educación de los niños.
Dedicación exclusiva para la fiscalización
El Ministerio, con la creación de la Superintendencia, dejará de ser el órgano encargado de fiscalizar a los colegios, tarea que pasará ahora a la Superintendencia, que también sancionará cuando corresponda. De esta manera, la fiscalización quedará a cargo de una institución autónoma y exclusiva para estos fines y el Ministerio se centrará conmayor fuerza en otras funciones como entregarle apoyo técnico pedagógico a los establecimientos y proponer e implementar las políticas educacionales.
Sanciones
Ante incumplimientos a la normativa, la Superintendencia podrá sancionar a los establecimientos, tomando medidas como la amonestación, multas, inhabilidad del sostenedor, privación de la subvención y revocación del reconocimiento oficial del colegio.
Mejoras en la fiscalización
Desde 2009 se ha avanzado en la fiscalización a establecimientos, aumentado al doble el número de inspecciones, llegando a 34 mil en 2011 (en 2009 eran 16 mil). Respecto a las sanciones éstas se han multiplicado por cinco, subiendo de mil a más de cinco mil.
Funciones de la Superintendencia de Educación
Cuatro serán las funciones básicas de esta institución:
Fiscalizar y sancionar el cumplimiento de la normativa: La fiscalización que realizará la Superintendencia en los colegios se enfoca en aspectos de infraestructura y administrativos, como por ejemplo el verificar si el recinto cuenta con una infraestructura adecuada y segura para los niños y el personal, si los profesores cuentan con el título para enseñar, si existe un manual de convivencia claro y conocido por la comunidad escolar,si se registra de manera adecuada la asistencia de los alumnos, el estado del mobiliario, el pago de las cotizaciones de los profesores, entre otros aspectos.
El modelo de fiscalización que tendrá la Superintendencia, comenzó a implementarse paulatinamente desde este año en el país y se basa en tres aspectos claves:
Focalización en establecimientos “riesgosos”: 400 colegios definidos como riesgosos para 2012, los cuales serán fiscalizados con mayor intensidad.
Sanciones rápidas y oportunas: La meta para este año es que entre las visitas de inspección y la aplicación de una sanción el proceso demore en promedio 45 días y para procesos simples 7 días. Antes de 2010, el tiempo de tramitación era de más de 6 meses o incluso años, por ello muchas sanciones finalmente prescribían y no se aplicaban.
Inspecciones más profundas en las áreas sensibles: La fiscalización se enfocará en los aspectos más sensibles como la asistencia, el estado de los profesores, la higiene, la seguridad del recinto y la rendición de cuentas.
Fiscalizar los recursos y auditar rendición de cuentas: La Superintendencia exigirá a los colegios una rendición de ingresos y gastos, lo que permitirá fiscalizar la legalidad del uso de los recursos que le entrega el Estado a los establecimientos, es decir las subvenciones. Esta institución velará para que los recursos que entrega el Estado se usen para la educación de los alumnos.
Investigar y resolver denuncias y hacer de mediador con los reclamos: La Superintendencia recibirá las denuncias y los reclamos que se formulen por los miembros de la comunidad educativa u otros directamente interesados y que se refieran a materias de su competencia, sin perjuicio de las acciones legales correspondientes. Recibirá y mediará en casos de bullying, negación de matrícula, cobros indebidos, discriminación, entre otros.
Entregar información de interés a la comunidad escolar: Con el objetivo de alcanzar una mayor transparencia e informar a la comunidad escolar, especialmente a los padres y estudiantes, la Superintendencia entregará información de interés sobre los resultados del proceso de fiscalización y sanción de cada establecimiento.