Intendencia de Educación Parvularia realiza jornada con jefas de carrera y académicas del nivel

La actividad, que contó con el saludo del superintendente de Educación, Sebastián Izquierdo, tuvo como foco socializar aspectos claves de la normativa e informar sobre la nueva circular de reglamento interno del nivel parvulario.

17/01/2019 Nacional

En el auditorio del Registro Civil, la Intendencia de Educación Parvularia llevó a cabo la “Jornada de socialización con universidades y centros de formación técnica”, para jefas de carrera y académicas del nivel, con el objetivo de dar a conocer el rol de la Superintendencia de Educación y los elementos esenciales de la circular de reglamento interno.

La jornada se inició con un saludo del superintendente de Educación, Sebastián Izquierdo, quien destacó la importancia de contar con estas instancias. “Para nosotros el nivel parvulario es un nivel extremadamente importante. Tanto así, que el primer eje estratégico de la gestión de la Superintendencia de Educación ha sido, literalmente, poner a los niños primero y hacernos cargo del nivel”, señaló Izquierdo, al enfatizar que el objetivo de esta administración “es poder buscar las debilidades, acompañar a los establecimientos educacionales para que estas se subsanen y mejoren y, de esa manera, buscar el anhelo que tenemos, que es mejorar la calidad de la educación”.

En relación a la normativa, el superintendente de Educación dijo que “el nivel parvulario no es ajeno al problema del sistema escolar. Son muchas las leyes, mucha la normativa que hay y comprenderlas es muy complejo, por lo que hemos querido hacer un esfuerzo de aunar, de consolidar, de simplificar y encontrar cuáles son las normativas que hacen sentido y, de esa manera, comenzar a exigirlas. Y un claro ejemplo es lo que hoy día ustedes van a conocer y trabajar, que es el reglamento interno”.

Para finalizar, Izquierdo recalcó que uno de los desafíos de la Superintendencia de Educación es que “las denuncias también se transformen en mejora y no en una denuncia que separe a la comunidad educativa, que ponga a los padres, a las familias, al otro lado de la vereda de los propios establecimientos educacionales. Necesitamos a toda la comunidad educativa en la misma vereda para mejorar la calidad de la educación, por lo tanto, el rol que nosotros tengamos al atender las denuncias va a ser crucial”.