Con más de mil asistentes se llevó a cabo el IV Seminario de Convivencia Escolar e Inclusión en la región de Valparaíso

Asistentes recorrieron la feria de intercambio, llevándose experiencias de los proyectos en exposición.  

04/09/2017 Valparaíso

Con la presencia del Dr. Abraham Magendzo, actual Premio Nacional de Ciencias de la Educación, se desarrolló la exitosa cuarta versión del Seminario Regional de Convivencia Escolar e Inclusión, que realiza la Superintendencia de Educación para dar a conocer los proyectos de buenas prácticas de los colegios de la región.

Dieciséis establecimientos expusieron sus experiencias, las cuáles implementaron al interior de sus comunidades para introducir mejoras en su convivencia diaria. Paralelamente se dictaron dos ponencias, Inclusión y Enfoque de Género a cargo de Andrés Rivera, consultor en Derechos Humanos, y la del Doctor Abraham Madgenzo, quien estuvo a cargo de la ponencia Desafíos de la Formación Ciudadana: una mirada controversial.

El director regional de la Superintendencia de Educación, Pablo Mecklenburg, declaró al respecto “aquí se conjuga la opinión de los expertos, con las dos ponencias, mezcladas con la opinión de las escuelas, donde se desarrolla esta feria en la cual establecimientos de toda la región nos vienen a presentar lo que han sido sus experiencias exitosas en convivencia, porque tenemos claro que un elemento a la base del éxito educativo es la armonía y el buen funcionamiento al interior de las comunidades estudiantiles y nosotros queremos empujar como Superintendencia, buenas experiencias para que otros aprendan de ellos y podamos tener escuelas con mejor convivencia escolar, donde nuestros niñas y niños estén seguros, confiados, tranquilos, pero también felices aprendiendo y logrando su éxito educacional”.

Para el doctor Abraham Madgenzo “la convivencia escolar es una condición fundamental para el aprendizaje, hay investigaciones que muestran que escuelas donde hay una convivencia sana, la calidad de educación es mejor, las relaciones interpersonales son mejores y hay mayor participación de los padres, por el contrario, una escuela donde hay dolencias, donde hay bullying, donde hay desorden, indisciplina, los aprendizajes descienden o incluso no hay aprendizaje, hay violencia. Trabajar la violencia es un desafío para las escuelas muy importante para mejorar la calidad de la educación. Sin convivencia no hay calidad”.

La mayor cantidad de denuncias recibidas tanto a nivel nacional como regional, corresponden a denuncias por maltrato, de las más de 600 recibidas en la región entre enero y junio del 2017, el 65,3% corresponden a temas que involucran problemas de convivencia al interior de la comunidad escolar: Maltrato a Estudiantes, No renovación o cancelación de matrícula, Medidas, Discriminación, Accidentes Escolares, Agresiones Sexuales, Dificultades o impedimento en la participación o constitución de CCAA, CCPA y consejos escolares, Maltrato a docentes y/o asistentes de la educación.

Dentro de éstas, el 35% corresponden a maltrato, sea entre adultos, de adulto a alumno, de alumno a alumno o entre adultos, este es el ítem que lidera las denuncias a nivel regional y nacional. De ahí la importancia en apoyar a los colegios en materia de buenas prácticas de convivencia escolar, con capacitaciones directas a los encargados de convivencias y duplas psicosociales e intermediando con mediaciones para la solución efectiva de los conflictos, entre otras acciones como este seminario que realiza cada año la Superintendencia.