Con éxito se desarrolló seminario por el buen trato y la convivencia en Educación Parvularia

Cerca de un centenar de funcionarios de Fundación Integra, Junji y establecimientos educacionales privados, participaron de la actividad y reflexionaron sobre la importancia de la educación en los primeros años de vida.

06/12/2019 Aysén

Para relevar la importancia de la educación en el nivel, la Superintendencia de Educación de Aysén realizó el seminario “Potenciando el Buen trato y Convivencia como Pilares de la Educación Parvularia”.

La actividad, realizada en la ciudad de Coyhaique, contó con la presencia de la intendenta de Educación Parvularia, María Luisa Orellana, quien destacó que la igualdad de oportunidades para niños y niñas, requiere de comunidades educativas que fomenten el buen trato y la buena convivencia.

Durante la jornada, la directora regional de la Superintendencia de Educación, Pamela Adriazola, dio las palabras de bienvenida y destacó que “la misión de la institución es asegurar una educación de calidad, resguardando derechos, promoviendo el cumplimiento de deberes y garantizando igualdad de oportunidades para todos nuestros niños y niñas”. Por otro lado, recalcó los objetivos estratégicos de la Superintendencia, dando especial importancia al eje de poner a los niños primero.

La intendenta, María Luisa Orellana, destacó que “el trabajo estuvo centrado en la Circular de Reglamento Interno. Lo que se busca es poner el énfasis en el buen trato y la formación para la convivencia de la ciudadanía. Esto es de responsabilidad de la Superintendencia de Educación, ya que somos él órgano que tiene que asegurarse que los ambientes de educación sean pertinentes y propicios para que los niños puedan aprender”.

En la actividad se reafirmó el deber del Estado de proteger, promover y garantizar el derecho constitucional a la educación, para favorecer el desarrollo integral y aprendizajes significativos en los párvulos, de acuerdo a las bases curriculares, apoyando a la familia en su rol insustituible de primera educadora.

Pero ¿qué se entiende por buena convivencia? Desde la Superintendencia explican que es la coexistencia armónica de los miembros de la comunidad educativa, que supone una interrelación positiva entre ellos y favorece el adecuado cumplimiento de los objetivos educativos, en un clima que propicia el desarrollo integral en la primera infancia.

En la instancia se enfatizó que los primeros seis años de vida de las personas son esenciales, ya que es una etapa de gran potencial de desarrollo y aprendizaje, a partir de la construcción de estructuras cognitivas y afectivas, que se convierten en la base de lo que podrán ser y aprender los niños y niñas a lo largo de toda la vida.

“Es muy importante poder reconocer que una educación de calidad en la primera infancia marca la diferencia en la vida de las personas, ya que se aprovechan al máximo las oportunidades de aprendizaje que tienen los niños y niñas, y de esa forma vamos construyendo una sociedad más justa y solidaria”, enfatizó la intendenta de Educación Parvularia.

Además, se destacó que la educación en primera infancia es una inversión eficiente y eficaz para el desarrollo económico y la fuerza laboral de las sociedades.