Fiscalización por Denuncia

La Fiscalización por Denuncia es aquella que surge de una denuncia ingresada mediante un acto escrito u oral a la Superintendencia de Educación, por un miembro de la comunidad educativa o comunidad en general directamente interesada y previamente individualizada, a través de la que ponen en conocimiento de una eventual irregularidad.  Su objetivo es indagar si los hechos denunciados son existentes y en caso que así fuese, se adopten las medidas que correspondan.

Una vez que ha ingresado la denuncia, se revisa que estén todos los antecedentes necesarios para gestionarla. Posteriormente se contacta al director del establecimiento educacional para que éste informe sobre los hechos denunciados y acompañe todos los medios de verificación que el colegio estime conveniente para justificarlos.

Si con las gestiones realizadas se logra presumir una posible infracción a la normativa educacional, la Unidad de Denuncias la deriva a la Unidad de Fiscalización adjuntando un breve relato de la denuncia en la que se incluyen los antecedentes pertinentes y necesarios.

 

Por Atención de Denuncias: Se determinan qué obligaciones y cómo se fiscalizarán en función de los antecedentes aportados en la denuncia efectuada por algún integrante de la comunidad escolar y recibida a través de la Unidad de Promoción y Resguardo de Derecho.

La realización de una fiscalización por denuncia en el área normativa tiene como objetivo la investigación de aquellas relacionadas con posibles hechos o situaciones irregulares que vulneren la normativa educacional.

 

Los temas susceptibles de ser denunciados a través de esta categoría son:

  • Adopción de medidas disciplinarias no permitidas por ley
  • Realización de cobros indebidos
  • Discriminación arbitraria a algún miembro de la comunidad educativa

Una persona o grupo de personas directamente interesadas y previamente individualizadas pueden poner en conocimiento de la Superintendencia de Educación eventuales irregularidades en el uso de recursos entregados por concepto de subvención.

La Superintendencia fiscaliza el uso de los recursos entregados por el Estado a través de la rendición de cuentas que los establecimientos educacionales presentan anualmente, en la que deben informar los ingresos percibidos por concepto de subvenciones y los gastos asociados a dichos fondos. Si se ingresa una denuncia por irregularidades en el uso de la subvención, se deberá atender en primer lugar a la rendición de cuenta del establecimiento, pues si ésta se encuentra en curso, se deben esperar los resultados de la misma. Una vez finalizada la etapa de rendición de cuentas, se revisará si la denuncia se refiere a una materia distinta y requiere una fiscalización diferente a la ya realizada. Si en esa revisión se determina que un establecimiento utilizó la subvención para otro propósito, podrá ser sancionado.

Los temas susceptibles de ser denunciados a través de esta categoría son:

 

  • Irregularidades en el uso de recursos entregados por concepto de Subvención Escolar Preferencial y/o Subvención General