Fiscalización con Enfoque de Derechos y Libertades Fundamentales

La Superintendencia de Educación, como organismo parte del Sistema de Aseguramiento de la Calidad (SAC), es partícipe y responsable de promover la mejora continua de la calidad de la educación de los establecimientos educacionales. Es en vista de este mandato que la institución ha debido transitar gradualmente desde un modelo de fiscalización basado en una codificación de hechos, enfocado en el incumplimiento y la sanción asociada, según lo estipulado en la Resolución Exenta N° 290, de 17 de abril de 2013, hacia un modelo de fiscalización construido sobre la base de la protección de los derechos educacionales, libertades fundamentales y bienes jurídicos que inciden en los distintos procesos que se despliegan al interior de los establecimientos educacionales, promoviendo mejores prácticas que apunten a la mejora continua de éstos.

Con esta misión, a partir del año 2017, la Superintendencia de Educación comenzó a implementar procesos de fiscalización con modelo de fiscalización con Enfoque de Derechos, buscando impulsar la mejora continua de los procesos de los establecimientos educacionales, favoreciendo las acciones de subsanación, el análisis de causas que provocan los incumplimientos y recomendaciones pertinentes a los procedimientos consultados en la fiscalización.

El actual modelo de fiscalización se sustenta en cuatro fundamentos en materia educativa. Estos son:

1. Reforma Educacional:
La Reforma Educacional, actualmente en implementación, reconoce a la educación como un derecho social fundamental para el desarrollo del país y buscan mejorar la calidad del sistema educativo en sus distintos niveles. Este cambio de paradigma exige a la Superintendencia de Educación contar con un modelo de fiscalización que integre los principios y objetivos que orientan las últimas transformaciones legales en el ámbito educativo, como la Ley de Inclusión Escolar (2016) y la normativa que modifica la estructura institucional del nivel de Educación Parvularia.

2. Enfoque de Derecho:
El modelo de Fiscalización se orienta, en consecuencia, a la protección de los derechos educacionales, libertades fundamentales y bienes jurídicos educativos, entendiendo a estos últimos como aquellos valores o intereses que dan sentido a la normativa y suponen el objeto mismo de la legislación educacional. Representan un interés fundamental tanto para el desarrollo del proceso educativo, como para los integrantes de la comunidad.

3. Cobertura normativa:
Esta se refiere al conjunto de leyes, decretos, reglamentos, circulares e instrucciones aplicables en el ámbito educativo.
Para el desarrollo del nuevo modelo, la Superintendencia ha realizado una revisión exhaustiva de la normativa educacional vigente, organizando la información en una plataforma virtual Buscador Normativo ( buscadornormativo.supereduc.cl) , con el propósito de generar un espacio abierto donde todos los ciudadanos tengan acceso al conocimiento de los derechos y bienes jurídicos de la comunidad educativa, y obligaciones que la normativa educacional vigente define para los establecimientos.

4. Mejora continua en los establecimientos:
Con esta nueva forma de fiscalizar, la Superintendencia busca impulsar prácticas y procesos de mejora continua que promuevan la calidad en los establecimientos educacionales, superando la percepción de la fiscalización como un proceso meramente sancionatorio, sino que, como una oportunidad de mejorar los procesos que desarrolla cada unidad educativa, beneficiando a los niños y niñas que participan de éstos.

En la atención de denuncias, la fiscalización con Enfoque en Derechos y Libertades Fundamentales comenzó su aplicación en los establecimientos de Educación Parvularia sin reconocimiento oficial y sin autorización de funcionamiento.

A través del Programa de Fiscalización, partió su aplicación con el Programa Condiciones Laborales Docentes, iniciado desde noviembre de 2017, mediante el cual se reconoce la importancia de asegurar condiciones adecuadas para los docentes y asistentes de la educación.

En síntesis, los programas de fiscalización y la fiscalización de atención de denuncias buscan verificar que los sostenedores de los establecimientos educacionales que reciben aporte del Estado, garanticen los derechos, libertades fundamentales y bienes jurídicos resguardados en la normativa educacional para todos los integrantes de la comunidad educativa.
De esta forma, se espera que a través de la Fiscalización con Enfoque en Derechos y Libertades Fundamentales se fortalezcan las capacidades, conocimientos y prácticas de salas cunas, jardines infantiles, escuelas y liceos del país, que en conjunto fomenten el mejoramiento del sistema educativo de nuestro país.

A continuación te presentamos una infografía que explica en qué consiste la fiscalización que realiza la Superintendencia de Educación, basada en resguardar los derechos, los deberes, y los bienes jurídicos estipulados en la normativa educacional vigente.

 

Actualizado: Marzo 2019.