Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educación: desafíos a futuro

Abril 2021

El Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SAC), creado a partir de la Ley N°20.529, promulgada en agosto del 2011, tiene como propósito asegurar una educación integral de calidad y con equidad para todos los niños, niñas y jóvenes, desde la educación parvularia hasta la enseñanza media.

A través de la articulación de los organismos que lo integran, el SAC busca generar las condiciones para que los establecimientos educacionales realicen una gestión adecuada, desarrollen las capacidades profesionales y cuenten con las herramientas que les permitan llevar a cabo sus proyectos educativos en un contexto de autonomía, con el acompañamiento y apoyo de las distintas instituciones que lo conforman, considerando para ello las características y necesidades que tienen las regiones y localidades del país.

El Sistema de Aseguramiento de la Calidad está conformado por cuatro instituciones que trabajan en forma coordinada y colegiada. ¿Cuáles son las funciones de cada una?

  • El Ministerio de Educación es el órgano rector del SAC y la instancia encargada de implementar la política educacional con una mirada sistémica. Una de sus principales funciones es orientar los Planes de Mejoramiento Educativo (PME) mediante el apoyo técnico pedagógico que brinda a los establecimientos, y el acompañamiento y la asesoría que otorga a los sostenedores.
  • La Agencia de Calidad de la Educación, cumple el rol central de evaluar, orientar e informar al sistema educativo y a la comunidad sobre los logros de aprendizaje de los estudiantes y el desempeño de los establecimientos respecto a los indicadores de calidad educativa.
  • La Superintendencia de Educación contribuye al ejercicio del derecho a la educación parvularia y escolar, mediante acciones de fiscalización orientadas al cumplimiento de la normativa educacional, la transparencia y el adecuado uso de los recursos proporcionados por el Estado. También gestiona denuncias, responde consultas, atiende reclamos y solicitudes de mediación; provee información a la comunidad educativa; acompaña y orienta a los establecimientos en el cumplimiento de la normativa, resguardando así los derechos de los miembros de sus comunidades, potenciando el buen trato y la sana convivencia.
  • El Consejo Nacional de Educación, en su función de revisar, evaluar y aprobar las bases curriculares, planes y programas, estándares y otros referentes, se encarga de cautelar que se entregue una educación de calidad en todos los niveles al amparo de los Criterios de Calidad del Consejo.

En el actual contexto de crisis sanitaria por Covid-19, los organismos que componen el SAC han debido orientar al sistema educacional, los establecimientos y sus comunidades, para desarrollar nuevas habilidades y conocimientos, con el fin de enfrentar los desafíos que conlleva la pandemia, como es el manejo de diversos medios tecnológicos y estrategias para apoyar los procesos educativos, especialmente en los casos donde las distancias geográficas y la falta de conectividad han afectado estas adecuaciones y nuevas formas de enseñanza.  El foco de acción se ha centrado en resguardar la continuidad educativa, tanto en los aprendizajes disciplinares como en los aprendizajes transversales que permiten mantener la cohesión de la comunidad educativa y resguardar la salud física y socioemocional de todos sus miembros.

Para adaptarse a esta realidad, se han implementado distintas estrategias y acciones con el objetivo de apoyar y dar continuidad a los procesos de aprendizaje, a través de una modalidad mixta, presencial y a distancia.

Las instituciones que integran el SAC, han desarrollado conjuntamente y de manera coordinada estrategias para avanzar y continuar fortaleciendo la calidad de la educación, los aprendizajes y la formación integral de todos los estudiantes. Por ello, el Plan de Aseguramiento de la Calidad de la Educación 2020-2023, ha señalado la necesidad de replantear acciones y objetivos propuestos inicialmente.

¿Cuáles son los nuevos desafíos que indica el Plan de Aseguramiento de la Calidad de la Educación 2020-2023?

  • Repensar estrategias, metodologías y recursos que aseguren oportunidades de desarrollo a todos los estudiantes del sistema educacional.
  • Cautelar el clima de convivencia escolar, relevando la importancia del aprendizaje socioemocional.
  • Poner especial énfasis en acompañar el trabajo de las comunidades educativas y escuelas con mayor necesidad de apoyo, focalizando los esfuerzos del Estado en los grupos más vulnerables.
  • Trabajar para aumentar el acceso a la educación parvularia y crear programas, herramientas y fondos de innovación para mejorar la calidad en dicho nivel.
  • Mejorar la conectividad en los centros educativos, desarrollar competencias en el uso de la tecnología y herramientas TI que apoyen procesos administrativos y optimicen la entrega de información a los establecimientos.
  • Fortalecer los vínculos entre la escuela y la familia a través de la mejora de los espacios de comunicación para que los apoderados puedan tomar un rol activo en la educación de sus hijos.
  • Impulsar acciones focalizadas sobre la base de un diagnóstico integral en aquellas escuelas que más lo necesiten, con el objetivo de disminuir las brechas existentes.
  • Crear mecanismos que permitan identificar a estudiantes en riesgo de abandonar el sistema escolar.
  • Entregar información oportuna y orientaciones a las escuelas y a las familias para prevenir la deserción, fortaleciendo alternativas de reingreso para aquellos que se han ido.
  • Que todas las modalidades y niveles educativos cuenten con contenido pertinente y adaptable.
  • Formar y desarrollar profesionales que puedan desplegar prácticas instruccionales efectivas y crear ambientes propicios para el aprendizaje, velando por el desarrollo emocional de los párvulos y estudiantes.

Para mayor información te invitamos a revisar los siguientes documentos: