Responsabilidad de la familia y el derecho a la educación desde la primera infancia

Al momento de elegir un establecimiento educacional, cada padre, madre y/o apoderado  debe tomar la decisión reflexionando qué educación quiere para sus hijos (as) y considerando que existe siempre un bien mayor y transversal, que es el derecho a la educación de niños y niñas del país.

Octubre 2019

La Superintendencia de Educación resguarda el derecho a la educación a través de la fiscalización que se sustenta en el cumplimiento de la normativa del nivel con el propósito principal de resguardar los derechos educacionales, intereses y valores (bienes jurídicos) que inciden en los procesos de un establecimiento de Educación Parvularia. Por medio del Modelo de Fiscalización con Enfoque de Derechos y Libertades Fundamentales, busca que los establecimientos cumplan con la normativa existente y se orienten a la calidad de los procesos y prácticas, de manera que propendan a la mejora continua, generando cambios a corto y largo plazo, a través de la subsanación, los compromisos adquiridos y de las recomendaciones entregadas en la fiscalización.

Por lo tanto, la fiscalización tiene como objetivo verificar que se cumpla con la normativa no con el fin de sancionar, sino de resguardar los derechos de la comunidad educativa, asegurando las condiciones esenciales para la educación de niños y niñas desde la primera infancia.

La familia es el primer espacio de crecimiento y socialización de los niños y las niñas. En ella aprenden a hablar, a vincularse con los demás, conocen los valores fundamentales y las normas de conducta que orientarán, en forma importante, el futuro de sus vidas.

Jardines infantiles, salas cuna y establecimientos que cuentan con el primer nivel educativo son el segundo espacio de socialización para los niños y niñas. En ellos, comienzan a convivir y a relacionarse con sus compañeros y con personas adultas que no pertenecen a su ambiente cercano. El ingreso a la escuela es la incorporación a una sociedad más amplia y diversa que el mundo de sus hogares. Por esto, es fundamental que familia y comunidades educativas trabajen en conjunto y se potencien, para que niños y niñas reciban la  educación de calidad a la que tienen derecho.

 

Importancia del Proyecto Educativo en cada establecimiento

El Proyecto Educativo es un instrumento que ordena y da sentido a la gestión del establecimiento educacional, es la expresión de un propósito común y compartido de los integrantes de la comunidad educativa.  Este tiene como objetivo contribuir a la formación y el logro de aprendizajes de todos los alumnos, para asegurar su pleno desarrollo moral, afectivo, intelectual, artístico y físico.

Todo establecimiento educacional debe contar con un Proyecto Educativo Institucional que incluya:

  • Los antecedentes de la institución.
  • La definición de las características del establecimiento.
  • La finalidad educativa expresada en la misión, visión y valores sustentados.
  • El currículum pedagógico adoptado por el establecimiento.

Los establecimientos de educación parvularia a través de los equipos directivos y docentes, cuenta con actores educativos estratégicos para que familias y establecimientos trabajen juntos y logren de mejor manera su tarea.

En este sentido, la educación solo puede realizarse plenamente dentro del ámbito de la familia, de la escuela y de la comunidad. Es por esto, que en la familia recae la responsabilidad de elegir un establecimiento educacional que tenga  un Proyecto Educativo que se vea potenciado por todos los miembros de la comunidad, de manera que los objetivos de la educación se cumplan de manera integral y cabal.