Prevención del consumo de drogas y alcohol en tiempos de pandemia

El estrés provocado por la pandemia, el encierro y la falta de contacto social, pueden afectar a miembros de las comunidades educativas y llevarlos a conductas dañinas para su bienestar físico y emocional. En este contexto, los establecimientos educacionales deben enfrentar esta realidad, con estrategias de prevención y protocolos de actuación para abordar situaciones relacionadas a drogas y alcohol entre los estudiantes.

Senda (2019) señala que la prevención se entiende como un conjunto de procesos que estimulan el desarrollo integral de las personas, sus familias y la comunidad, anticipándose al problema del consumo o trabajando con y desde el problema, evitando la conducta de consumo, fortaleciendo factores protectores, disminuyendo elementos de riesgo personales (en niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos), familiares y colectivos, promoviendo el desarrollo de culturas preventivas.

En este sentido, la Circular de Reglamentos Internos de la Superintendencia de Educación, señala que estos deben contener estrategias con información y capacitación para prevenir el consumo de drogas y alcohol. Estas acciones preventivas se deben elaborar de acuerdo a la realidad de cada establecimiento, velando por la participación de la comunidad educativa.

En el contexto de pandemia por Covid-19, el riesgo de consumo de estas sustancias puede derivar en otras problemáticas complejas, como por ejemplo la deserción escolar. Por este motivo, es muy importante no sólo desarrollar actividades preventivas, sino que también estar atentos a la necesidad de activación del “Protocolo de actuación frente a la detección de situaciones de vulneración de derechos de estudiantes”.

Compartimos con ustedes algunos contenidos de interés: