Mejor comunicación, mejores comunidades educativas

El diálogo y el respeto son fundamentales en la educación de niños, niñas y jóvenes, facilitan los acuerdos y la toma de decisiones asertivas que favorecen a las comunidades educativas, y fortalecen los aprendizajes y la trayectoria educacional de los estudiantes.

Septiembre 2018

La comunidad educativa se construye en base a una relación de valoración mutua, reconociendo los roles y compromisos entre las partes, para apoyar las necesidades de cuidado y formación de los estudiantes en su proceso educativo. Los vínculos en la colaboración familia-establecimiento, facilitan una mejor resolución de los conflictos y el desarrollo de una comunidad integrada.

La escuela, colegio o liceo puede definir estrategias que fomenten espacios de interacción y participación.

En el contexto educativo, el diálogo respetuoso, permite a la familia y los establecimientos enriquecer y facilitar el proceso de enseñanza-aprendizaje, compartiendo responsabilidades formativas y entregando respuesta a las necesidades de los estudiantes.

La familia representa un espacio privilegiado para el desarrollo físico, emocional, intelectual y social del estudiante, siendo durante los primeros años de vida el principal agente educativo.

La legislación consagra que padres, madres y apoderados, deben recibir un trato igualitario, ser escuchados e informados. Ellos pueden participar y asociarse, aportando así al desarrollo del proyecto educativo de conformidad con la normativa interna del establecimiento.

En este contexto, la nueva circular de Reglamentos Internos (RI) de la Superintendencia de Educación señala que los establecimientos con Reconocimiento Oficial del Estado, a través de su RI deben informar sobre los procedimientos y mecanismos de comunicación con los padres y/o apoderados.

Para la convivencia, es esencial tener claridad de los conductos regulares de comunicación, esto permitirá evitar malos entendidos, y llegar a acuerdos más fácilmente entre las familias y los establecimientos.

¿Qué debemos tener en cuenta, para poder lograr una adecuada comunicación con el establecimiento?

ESTABLECIMIENTO EDUCACIONAL
  Mecanismos de comunicación

  • Presencial
  • Libreta de comunicación
  • Telefónico
  • Paneles en espacios comunes (diario mural)
  • Otro medio tecnológico
Deben estar establecidos

en el Reglamento Interno

  Horarios de atención

  • Profesor de asignatura
  • Profesor jefe
  • Equipo de convivencia escolar
  • Equipo Directivo
  • Otros integrantes del establecimiento

 

APODERADOS
   Considerar el conducto regular de comunicación establecido en el Reglamento Interno.
   Respetar los tiempos y horarios de atención establecidos en el Reglamento Interno.
   Mantener número de teléfono actualizado en el establecimiento en casos de emergencia u otras necesidades de comunicación

pedagógica.

   Favorecer el diálogo respetuoso.
   Acudir en la medida de lo posible, a las actividades de participación del establecimiento para estar informados.

Importante: Los canales de contacto deben ser coherentes con las posibilidades reales y recursos de las familias, considerando las situaciones donde estas no pueden acceder por horarios de trabajo.

Cuando exista algún inconveniente por horario, se sugiere entregar las explicaciones correspondientes, utilizando instrumentos formales de comunicación, como correos electrónicos u otros que permitan un fácil contacto.

La educación de calidad la hacemos entre todos, y juntos podemos colaborar para llegar a acuerdos que fortalezcan la convivencia en los establecimientos educacionales.

Revise el Reglamento Interno del establecimiento, donde se indican los mecanismos de comunicación con el establecimiento y sus horarios. Si no encuentra la información, se sugiere intentar de forma telefónica, presencial o con la libreta de comunicaciones.

El Reglamento Interno lo puede encontrar de forma física en el establecimiento educacional o de forma digital en mime.mineduc.cl.

Puede sugerir nuevas estrategias de comunicación en los espacios de participación del establecimiento, como reuniones de apoderados, centro de apoderados u otros que el establecimiento disponga.

Podemos contactar a algún integrante de los equipos de convivencia o del equipo directivo, para solicitar apoyo. En este sentido, los establecimientos deben contar con estrategias de gestión colaborativa de conflictos para resolver de forma pacífica este tipo de situaciones.

Normativa asociada:

Circular de Reglamento Interno.