Infraestructura: ¡Protección y cuidado para todos los niños y niñas!

Los establecimientos de Educación Parvularia deben contar con una infraestructura acorde con las características y necesidades de la primera infancia, resguardando la integridad física de niños y niñas. Es fundamental que las comunidades educativas del nivel creen ambientes saludables, protegidos, acogedores, ricos en términos de aprendizajes, donde ellos vivan y aprecien el cuidado, la seguridad, la confortabilidad y potencien su confianza, curiosidad e interés por las personas y el mundo que los rodea.

Agosto 2019

Los establecimientos educacionales deben garantizar el cumplimiento de las exigencias que permiten a los estudiantes desarrollar sus actividades en un ambiente óptimo, y que no presenten riesgos a la integridad de los miembros de la comunidad educativa.

La regulación en materia de infraestructura y seguridad es bastante exhaustiva y detallista. Considera aspectos que tienen relación con las condiciones mínimas de seguridad con que debe contar la infraestructura de los establecimientos para resguardar la integridad física de niños y niñas, y del personal que trabaja en el establecimiento.

  • La infraestructura comprende tres grandes áreas:
  1. Entorno: Las exigencias apuntan a prohibir la existencia de ciertos elementos que pueden poner en riesgo la seguridad de los párvulos, tales como canales abiertos, vías férreas, vías de alta velocidad, torres de alta tensión, locales que atenten contra la moral y las buenas costumbres, a una distancia inferior o igual a 200 metros, emplazamiento en zonas de posibles derrumbes, avalanchas, inundaciones, etc.
  2. Terreno: La normativa establece ciertas condiciones mínimas que éste debe reunir para el resguardo de la integridad física y psíquica de los párvulos, referidas a los cortes verticales, pendientes, líneas de alta tensión, canales y pozos abiertos, antenas de telefonía celular, etc.
  3. Edificación: Se establecen exigencias para los distintos espacios del edificio: sala de actividades, sala de mudas y hábitos higiénicos, patio de juegos, sala de amamantamiento y control de salud, sala multiuso y de primeros auxilios, comedor de personal, cocinas, bodega, despensa, clóset y gabinete de alimentos, patio de servicios, servicios higiénicos. Se exige la existencia de bodega, clóset o gabinete; sala multiuso o de primeros auxilios y oficina.
  • Ámbito de la seguridad

En materia de seguridad, la regulación también es prolífera. Se hacen exigencias relativas a los sistemas de evacuación (escalera de evacuación, tobogán y manga tubular), escalera principal, protecciones no trepables en todas las ventanas, vacío de escalera, balcones y terrazas de pisos superiores al terreno natural, antepechos en pisos superiores o barandas, extintores, reglas en materia de circulaciones, sistemas de calefacción, áreas vidriadas, puertas, elementos de altura, cierros perimetrales, enchufes, percheros, artefactos y redes, e inclusión de personas con discapacidad.

Asimismo, en el ámbito de la seguridad, la Superintendencia de Educación verifica que los establecimientos de educación parvularia cuenten con el coeficiente técnico que corresponda a su registro de matrícula, el material didáctico, el mobiliario y equipamiento, entre otros. En este contexto, es de suma importancia, que el número total de párvulos matriculados, no supere la capacidad autorizada, de esta forma se resguarda que el establecimiento cuente con las condiciones básicas para la seguridad de niñas y niños (integridad física) para su “bien-estar” y para el adecuado cumplimiento de la función educativa.

El coeficiente técnico, entendido como la cantidad de personal idóneo y calificado disponible, para la matrícula de un establecimiento de educación parvularia, resulta ser un elemento de real impacto para la atención educativa e integral de párvulos. Lo anterior, se explica dado el tramo etario al que está dirigido este nivel, a su desarrollo y en consideración a que un coeficiente adecuado, posibilitará resguardar que los niños y niñas estén siempre atendidos directamente por personal técnico de aula, ya que, al existir en cantidad suficiente, podrá realizar una mejor prevención de accidentes, velará más adecuadamente por la integridad física y psíquica de niñas y niños, además de generar las condiciones pedagógicas para el aprendizaje de estos/as.

Cabe destacar que estas son consideraciones generales, las que no agotan todas las obligaciones contempladas en la normativa educacional del nivel.

Para obtener más información te recomendamos ingresar a nuestro sitio Normativa Fácil que permite conocer de manera fácil y consolidada, todas las obligaciones normativas que deben cumplir los establecimientos educacionales del país.