El rol de la familia y los adultos en tiempos de pandemia: un desafío y una oportunidad de aprendizaje

Debido al complejo momento que vivimos actualmente producto de la pandemia mundial por Covid-19, como Superintendencia de Educación destacamos la importante función y responsabilidad que tiene la familia, los adultos, apoderados y cuidadores, que conviven con niños, niñas y jóvenes en el actual contexto de contingencia.

Situaciones como el distanciamiento social, la imposibilidad de acudir a la escuela y al jardín infantil, no poder relacionarse presencialmente con amigos, entre otros, afectan la vida cotidiana de los estudiantes, quienes repentinamente se han visto enfrentados a cambios significativos y difíciles de comprender.

Invitamos a las familias, apoderados y adultos cuidadores, en conjunto con los agentes educativos, a plantearse este delicado momento como una oportunidad para reflexionar sobre la relevancia de construir espacios de aprendizaje que aporten al fortalecimiento de la convivencia, el desarrollo de habilidades socioemocionales, acompañamiento y respeto.

 

¿Qué aspectos relacionados con el bienestar integral y el desarrollo educativo de niños y jóvenes es relevante trabajar conjuntamente con el establecimiento educativo?

  • Con la orientación del establecimiento educacional, explique a los niños, niñas y jóvenes, la situación que estamos viviendo, para tranquilizarlos, aclarar sus dudas, disipar sus miedos y darles confianza para que se sientan seguros.
  • Si requiere apoyo, solicite orientación a los agentes educativos o al profesional que corresponda, sobre materias educativas o aquellas que tienen que ver con el manejo relacional y emocional de los estudiantes.
  • Mantenga en casa una rutina organizada con el establecimiento, que le permita continuar con el proceso de educativo de las y los estudiantes, seguir un ritmo, adaptarse y ordenarse.
  • Realice un seguimiento al trabajo y a las tareas educativas desarrolladas en casa, respetando su ritmo y cuidando no exponerlos a situaciones de mayor estrés.
  • Procure el acceso a recursos educativos de apoyo al aprendizaje como textos escolares, libros, cuentos, guías y materiales de estudio; grupos de trabajo remotos; programas educativos como TV Educa Chile y Aprendo en Línea (Mineduc), entre otros. Consulte con el establecimiento educativo sobre las distintas alternativas.

 

¿Cómo apoyar a los niños, niñas y jóvenes a disminuir su estrés, miedos e inseguridades en el contexto actual?

  • Facilite espacios para compartir, dialogar y fomentar la participación, colaboración y expresión de ideas y emociones, de acuerdo a las necesidades e intereses de los niños y jóvenes.
  • Promueva ambientes seguros, que favorezcan el bienestar físico, psicológico y emocional.
  • Fomente la resolución colaborativa de los conflictos, mediante el diálogo, el autocontrol, los acuerdos y la reparación de los actos que puedan afectar a otras personas. Siempre es posible aprender.
  • Resguarde el uso equilibrado de las redes sociales, del computador o celular, son herramientas para la socialización y la comunicación, útiles en este momento. Estimule la combinación con otras actividades que aporten al desarrollo educativo, físico, creativo y socioemocional.
  • Refuerce siempre el buen trato entre los amigos y compañeros.
  • Motive espacios de reflexión sobre la importancia de los valores, como la solidaridad, la inclusión, el respeto, la empatía y la colaboración, entre otros.
  • Dialogue sobre la importancia del cuidado de la salud y la prevención.
  • Procure compartir y brindarles atención, escucharlos y expresarles cariño en un ambiente de respeto y buen trato (la calidad de la relación es lo importante, no la cantidad).

 

Nuestros estudiantes merecen que hagamos todos los esfuerzos posibles, para enfrentar este desafío juntos, brindándonos la oportunidad de aprender de esta experiencia.

 

*La información para elaborar esta nota fue extraída de distintas fuentes como la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad de Chile, UNICEF y el Banco Mundial, entre otras.