Discriminación en establecimientos educacionales

A nivel educacional, la discriminación es un fenómeno que se puede dar entre los miembros de la comunidad educativa y que muchas veces se presenta de manera inesperada en las relaciones interpersonales.  Por ello es importante aprender a reconocer las formas más comunes de discriminación, desarrollar mecanismos que ayuden a evitarla y contar con protocolos que colaboren con la resolución de conflictos surgidos a raíz de este tipo de maltrato.

Octubre 2019

¿Qué es la discriminación?

Se puede definir como “un trato inapropiado y potencialmente injusto a los individuos por ser parte de un determinado grupo”. Las discriminaciones así definidas, siempre poseen un significado peyorativo, e involucran comportamientos negativos hacia los miembros de un grupo, acarreando perjuicios o daños para las personas que las experimentan. Las creencias a la base de las discriminaciones son los estereotipos, mientras que las actitudes a la base de las discriminaciones son los prejuicios.

En el ámbito escolar, la discriminación constituye todas aquellas prácticas que, por acción u omisión, impiden el fin último de la educación: el pleno desarrollo de las personas, de sus proyectos de vida e identidades y la posibilidad de una participación activa en la sociedad. Esta se expresa en dos dimensiones: vertical, del establecimiento al estudiante; y horizontal, entre los alumnos y alumnas. Entre las distintas formas de discriminación, se pueden destacar la discriminación estética, discriminación de género, discriminación por orientación sexual y racismo, entre otras.

La Ley General de Educación obliga a resguardar el principio de no discriminación arbitraria en el proyecto educativo, la que lo consagra como derecho de los estudiantes y prohíbe a los sostenedores vulnerar tal derecho en el trato que le dan a estos y a los demás miembros de la comunidad educativa. (REX 482)

¿Qué hacer cuando un niño o niña discrimina a un compañero o compañera?

Las familias, docentes y asistentes de la educación deben intervenir frente a situaciones de discriminación horizontal, para proteger al estudiante que está siendo agredido, acosado o pasado a llevar por alguna actitud o práctica discriminatoria ejercida por otro estudiante. Es necesario que esta intervención sea respetuosa tanto para quien discrimina como para la víctima, y que sea oportuna para evitar poner en riesgo la integridad física y psicológica de los estudiantes. En este sentido, debe primar el principio del interés superior del niño, esto significa que la intervención y/o medida disciplinaria deben enmarcarse en un contexto de respeto, protección y justicia, además de estar orientada a generar una nueva oportunidad de aprendizaje para el niño, niña o joven en desarrollo.

¿En qué áreas se puede expresar la discriminación vertical?

Cuando se producen casos de discriminación arbitraria desde el establecimiento a un alumno o alumna, los efectos en el estudiante pueden verse expresados en las siguientes áreas.

Acceso a la educación: El acceso es concebido simplemente como el aseguramiento de que habrá un establecimiento disponible para que la niña, niño o estudiante pueda cursar su formación parvularia, primaria y secundaria.

Permanencia en el sistema educativo: La permanencia en el sistema educativo se entiende como la consecución de trayectorias educativas ininterrumpidas.

Promoción escolar: La promoción escolar se entiende como la aprobación de cursos según el itinerario que la escuela ha diseñado para la progresión académica. La repitencia de cursos es un indicador de una trayectoria escolar con dificultades que genera rezago escolar.

Aprendizaje: Definimos el proceso de aprendizaje para la inclusión educativa como la apropiación equitativa del currículum escolar por parte de todo el estudiantado, en términos de saber, hacer, ser y vivir juntos.

Participación: Definimos la participación como un proceso de toma de decisiones sobre aspectos relevantes que conciernen a la propia vida de las personas que deciden.

Dignidad humana: Todas las personas tienen una dignidad intrínseca que se extiende a sus dimensiones físicas, mentales y sentimentales.

¿Qué dice la normativa sobre discriminación?

Para resguardar los derechos y dignidad de los estudiantes, la Superintendencia de Educación respalda su actuar en diversas leyes y decretos que protegen de la discriminación arbitraria, que se pueden encontrar en la Circular de Reglamento Interno y en específico, en el Ordinario N° 768/2017, el DFL N°2/2009 de educación, el Decreto Supremo Nº 315/2011 y la Ley N°20.845. En estos se hallan las siguientes disposiciones:

  • El sostenedor no podrá exigir, dentro de la etapa de postulación al establecimiento educacional antecedentes vinculados con la condición socioeconómica o familiar del postulante.
  • El sostenedor deberá garantizar al estudiante su derecho a repetir de curso en el mismo establecimiento a lo menos en una oportunidad en la educación básica y en una oportunidad en la educación media sin que por esa causal le sea cancelada o no renovada su matrícula.
  • El sostenedor de un establecimiento educacional, deberá garantizar a los niños, niñas y estudiantes trans el derecho a no ser discriminados o discriminadas por las comunidades educativas, en ningún nivel ni ámbito de la trayectoria educacional.
  • El establecimiento educacional deberá resguardar la integridad psicológica y física de las niñas, niños y estudiantes, adoptando las acciones necesarias para erradicar toda forma de acoso discriminatorio.
  • El sostenedor no podrá expulsar a un estudiante por motivos académicos, de carácter político, ideológico o de cualquier índole.
  • El sostenedor o director no podrá expulsar a un estudiante por su situación socioeconómica, rendimiento académico o la presencia de necesidades educativas especiales que se presenten durante sus estudios.
  • El sostenedor de un establecimiento educacional deberá contar con un Reglamento Interno que expresamente prohíba toda forma de discriminación arbitraria.
  • Un establecimiento educacional no podrá aplicar pruebas que midan, directa o indirectamente, características socioeconómicas, religiosas, culturales o de otra índole, que puedan implicar alguna discriminación arbitraria.
  • Las autoridades directivas y personal del establecimiento al que asiste una estudiante en situación de embarazo o maternidad, deberán demostrar respeto por su condición.

Para encontrar más información sobre la normativa, recomendamos ingresar a la página normativafacil.supereduc.cl/