Código de Ética

El Código de Ética de nuestra institución constituye una herramienta que permite convenir participativamente los estándares éticos que caracterizarán nuestra tarea, definiendo las prácticas y comportamientos que se espera tengan nuestras funcionarias y funcionarios.

La Superintendencia de Educación, en su calidad de organismo nacional y su naturaleza de garante de educación en su rol de fiscalizador, ha relevado la importancia de contar con un marco claro y explícito de actuación, que enmarque el sello y comportamiento de sus funcionarios y funcionarias en el ejercicio de su función pública.

Es en este contexto, y también a partir de instrucciones emanadas de las 18 medidas legislativas de la Agenda de Probidad y Transparencia en los negocios y en la política, que se ha realizado, a través de un proceso participativo al interior de la Superintendencia de Educación, que busca generar nuestro primer Código de Ética.