Certificación y Clausura

¿Qué aspectos normativos debe cumplir un establecimiento de educación parvularia para poder funcionar?

De acuerdo con lo establecido en la Ley N°20.832, todos los establecimientos de educación parvularia deben contar con una autorización para funcionar y publicitarse como tales. Dicha autorización, que otorga el Ministerio de Educación, a través de sus Secretarías Regionales Ministeriales, corresponde al Reconocimiento Oficial del Estado, para aquellos establecimientos que reciben aportes públicos, y alternativamente éste o autorización de funcionamiento, para los establecimientos que no perciban aportes del Estado.

  • ¿Cuál es el plazo que tienen los establecimientos para contar con Autorización de Funcionamiento o Reconocimiento Oficial del Estado?  
    a.

    Establecimientos que iniciaron funciones a partir del 1 de enero de 2017.

    Necesariamente deben contar con Autorización de Funcionamiento o Reconocimiento Oficial del Estado, desde su inicio, no pudiendo funcionar sin la respectiva autorización.

    b.

    Establecimientos que iniciaron funcionamiento anteriormente al 1 de enero de 2017.

    Pueden seguir funcionando sin Autorización de Funcionamiento o Reconocimiento Oficial del Estado, hasta el 31 de diciembre de 2024*, fecha en la cual necesariamente deberán contar con alguna de las antedichas autorizaciones.

    *Artículo tercero transitorio de la Ley N°20.832.
  • ¿Cuál es el rol de la Superintendencia de Educación en esta materia?

La Superintendencia de Educación, junto con fiscalizar el cumplimiento de la normativa educacional, verifica que en los establecimientos se mantengan el cumplimiento de los requisitos mínimos exigidos -en atención a los bienes jurídicos protegidos- que se consideraron al otorgárseles la autorización respectiva, contemplados en la Ley N°20.832 y el decreto N°128 de 2017 del Ministerio de Educación para la Autorización de Funcionamiento y en el DFL N°2 de 2010 y decreto N°315 para el Reconocimiento Oficial.

Estos requerimientos han sido definidos como los esenciales para el funcionamiento de una sala cuna o jardín infantil, y evidencian un estándar mínimo desde el cual se propende a la calidad educativa, a través de una gestión y cultura organizacional centrada en la mejora continua.

Por otra parte, la Ley N° 20.832 dispone que la Superintendencia debe ordenar la clausura inmediata de un establecimiento de educación parvularia, cuando se configura alguno de los supuestos contemplados en el artículo 16 de ese cuerpo legal:
  1. Cuando un establecimiento infringe la carga legal de contar con la autorización legal requerida: “Clausura como restablecimiento de la normativa educacional”) (artículo 16 N°1).
  2. Cuando a un establecimiento le es revocado el Reconocimiento Oficial del Estado o de la Autorización de Funcionamiento, previa tramitación de un procedimiento sancionatorio (artículo 16 N° 2 y 3).

La Superintendencia de Educación a través de la Resolución Exenta N°419, publicada en junio de 2021, actualizó el procedimiento de clausura aplicable, que se debe aplicar a los establecimientos que no cuenten con una de las dos autorizaciones para funcionar como establecimientos de educación parvularia. A continuación, se presenta el listado de establecimientos  clausurados: