Gobierno de Chile

INICIO » Normas y derechos para escolares

Reglamento Interno de Convivencia


¿Es obligatorio que los establecimientos tengan un Reglamento Interno de Convivencia?

Sí. La Ley General de Educación -LGE- establece, como uno de los requisitos para obtener el reconocimiento oficial del Estado, el contar con un Reglamento Interno de Convivencia que regule las relaciones entre el establecimiento y los distintos actores de la comunidad escolar, y que garantice el justo procedimiento en el caso en que se contemplen sanciones.

¿Qué exigencias deben cumplir los Reglamentos Internos de Convivencia?

  • Apoderados y alumnos deben recibir una copia del reglamento interno cuando se integran al colegio. Si el reglamento sufre modificaciones, el colegio debe distribuirles el nuevo texto al momento de renovar la matrícula.
  • El reglamento interno debe contener, a lo menos, las normas de convivencia, además de los procedimientos y sanciones a través de los cuales se aplican, incluidas las instancias de revisión de las medidas adoptadas.
  • Ninguna disposición del Reglamento Interno puede contravenir las normas legales vigentes (la Constitución Política de la República, la Ley General de Educación y la Convención de los Derechos del Niño, etc.).
  • Si una disposición vulnera estas leyes, se entenderá por no escrita (es decir, no vale) y, por lo tanto, no servirá para explicar una sanción.
  • De acuerdo a la Ley de Violencia Escolar, vigente desde septiembre de 2011, los establecimientos deben considerar en sus Reglamentos Internos de Convivencia políticas de prevención, medidas pedagógicas y protocolos de actuación frente a situaciones concretas de maltrato.
  • El DFL N°2 de Subvenciones exige además el Reglamento Interno como requisito para que los establecimientos puedan impetrar la subvención. La infracción por parte de un establecimiento de cualquiera de las disposiciones recién señalas será sancionada como infracción grave.
¿Qué posibilidad tienen los padres y estudiantes de participar en la revisión del Reglamento Interno de Convivencia?

La creación de los Consejos Escolares para todos los establecimientos subvencionados del país, abre la oportunidad a padres y estudiantes de informarse, participar y opinar sobre temas relevantes para los establecimientos, a través de sus representantes (presidente del Centro de Padres y presidente del Centro de Alumnos).
Uno de los temas principales sobre los que debe ser consultado el Consejo Escolar es sobre la elaboración y modificaciones al  Reglamento Interno, así como la posibilidad de aprobarlo, si se le hubiese otorgado esta atribución.

¿Qué son los “procedimientos de resolución pacífica de conflictos”?

Es importante que los distintos estamentos de un establecimiento determinen los pasos que van a seguir frente a situaciones de conflicto para evitar arbitrariedades en la aplicación del reglamento.
Los procedimientos que se establezcan deben permitir aclarar los hechos, definir las responsabilidades, no juzgar en forma apresurada (presumir inocencia hasta probar lo contrario), escuchar al alumno y su familia, y resolver pacíficamente los conflictos entre las personas involucradas. Para esto, es necesario que las personas responsables de aplicar estas normativas (profesor jefe, inspector, orientador, director) manejen algunas técnicas de resolución pacífica de conflictos, sobre todo cuando la falta cometida tiene que ver con conflictos interpersonales (peleas entre compañeros, altercado profesor – alumno, etc.)


Ideas para Elaborar y Fortalecer los Reglamentos de Convivencia:

1. Importancia de la participación activa de toda la comunidad educativa: Con la participación de toda la comunidad educativa el Reglamento de convivencia ganará en legitimidad y compromiso.

2. Revisión y actualización periódica: Cuando el Reglamento de Convivencia se actualiza periódicamente es más representativo de la realidad de la escuela o liceo y genera mayor compromiso.

3. Amplia difusión y discusión del Reglamento al interior de la comunidad educativa.

4. Normas fundadas en valores y en el propio proyecto educativo: El Reglamento de Convivencia debe expresar los valores que orientan el Proyecto Educativo PEI y su vivencia en las relaciones cotidianas en la escuela.

5. Establecer derechos y deberes para los integrantes de la comunidad escolar: Ejercer los derechos implica asumir responsabilidades

6. Lenguaje claro: Un reglamento debe ser redactado de manera que pueda ser entendido de igual manera por cada uno de los integrantes de la comunidad educativa.

7. Estimulante: La conducta humana deseada se logra más fácilmente a través del estímulo y el reconocimiento que por medio de las presiones.

8. Acorde con el desarrollo de niños y jóvenes: A medida que el niño se desarrolla, debería contar con mayor confianza y autonomía en su medio. La escuela y el liceo deben formar a los estudiantes en la capacidad de hacerse responsables de sus acciones.